COMPAÑÍA LA QUE TÚ ME HACES

 

Tú me acompañas, público.

Contigo transformo lo cotidiano en extraordinario.

Juntos convertimos las plazas y los teatros en lugares impredecibles, espacios de sorpresa, de emoción, de humor...

Blanco, negro, estúpido, inteligente, amable o corrosivo...

Humor hasta en la situación más dramática,

ahí sobre todo.